Desde 1967 empezaron a surgir distintos grupos armados de izquierda Y del Peronismo, como las Fuerzas Armadas Revolucionaria (FAR), muchos de los que militaban allí pertenecían al Ejercito de Liberación Nacional (ELN), esta organización fue creada para que se sumase a la guerrilla del "Che" en Bolivia. En el año 1973 se unió con Montoneros la más importante de todas las organizaciones Guerrilleras peronistas.

Hacia el año 1970 las dos que tuvieron mas trascendencia fueron los Montoneros que surgió del integrismo Católico y 

 

Nacionalista, y por otro lado, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), vinculado al grupo trotskista del partido Revolucionario de los Trabajadores entre todas las organizaciones había grandes diferencias teóricas y políticas, pero privaba un espíritu común. Todas ellas tenían como objetivo transformar la movilización espontánea de la sociedad en una rebelión generalizada, todas coincidían en una misma cultura política que potenciaba la de los grupos de izquierda. Las organizaciones eran la vanguardia de la movilización popular, cuya representación consistía en la acción violenta.  Los atributos del verdadero militante eran el heroísmo y la disposición a una muerte gloriosa y libertadora, camino de la verdadera trascendencia.  

 

 

A los meses de haber comenzado la represión, los principales idéologos y líderes de los grupos guerrilleros habían sido ultimados: Mario Roberto Santucho, dirigente del ERP. Hugo Vaca Narvaja, líder montonero. También se aniquiló cualquier forma de resistencia.

Muchos de ellos se exiliaron en las grandes ciudades, devolvían de vez en cuando  algunos golpes muy duros, como cuando asesinaron al jefe de la Policía Federal, 

 

el general Cesario Angel Cardozo, el 17 de Junio de 1977 o la bomba de la superintendencia de seguridad federal que produjo 18 víctimas fatales y alrededor de 70 heridos, sucedido el 2 de Junio del mismo año. Eran los grupos de tarea los que seguían estos actos con represalias, todo esto se extendió a tal límite que se incluía en la persecusión y prohibición a cantores, actores, temas musicales hasta libros infantiles y principios matemáticos.  

 

 

 

Las Organizaciones Armadas:  

El primer foco peronista guerrillero se instaló en la provincia de Tucumán en 1959 con los llamados Uturuncos, seguido, en 1964 del Ejercito Guerrillero del pueblo en Salta, este grupo recibía un fuerte apoyo Cubano. Ambos fueron derribados pero dejaron una semilla que tras el golpe de Onganía, la represión política y social que llevo a cabo este mismo fue creciendo poderosamente.

La vorágine fue indetenible y la política devino en guerra entre tropas irregulares: la guerrilla por un lado y Mercenarios por el otro, como los que integraban la llamada Triple A, encabezada por José López Rega, secretario de Perón y Funcionario de Isabel.

El triunfo y el desarrollo de la Revolución Cubana, que sorprendió a los mismos estadounidenses, impactó en la izquierda de América Latina. En la Argentina los grupos que surgieron intentaron copiar el modelo cubano y que no dudaron en instalar focos guerrilleros en Tucumán y Salta, como si cualquier montaña o selva fuera una réplica de la Sierra Maestra donde habían luchado Fidel Castro y sus barbudos. Siguiendo los pasos de los Tupamaros uruguayos, pensaron que en los países de desarrollo urbano como lo era la Argentina, el escenario de la lucha debía ser la ciudad.  

La cruenta dictadura de Onganía y la movilización social alentaron el desarrollo de las organizaciones armadas, principalmente fundadas por grupos peronistas o de izquierda. Hasta 1973 sus acciones consistieron en copamientos de unidades militares o policiales para hacerse de armamento, asaltos para reunir dinero o equipamiento medico, reparto de alimentos y asesinatos ejemolificadores de militares o empresarios. El gobierno osciló entre la represión legal, se creó un fuero antisubversivo y lo clandestino: secuestros, torturas, y asesinatos.  

Características de la acción de los grupos:

ß  

Otras, en cambio, si bien compartían la idea de la guerra popular, anteponían la creación de un partido obrero a la organización de un ejército de liberación. Los más importantes de esta corriente eran el PCR (Partido Comunista Revolucionario) y Vanguardia Comunista.

ß  

Finalmente, estaban las organizaciones de extracción trotskista, como el PST. Volcados a la actividad política en el movimiento obrero y estudiantil condenaban abiertamente la lucha armada.

ß

 

La mayoría de las organizaciones apoyaba la lucha armada. Entre las más importantes se encontraban: FAR, PRT-ERP, Montoneros,  FAP Y FAL.