Constitución de 1826.

 

El Congreso General de 1824-1827, además de su tarea legislativa, cumplió con tareas Constituyentes.

Sancionó en 1826 una Constitución claramente unitaria, tal cual expresa en el artículo 7°: "... La nación argentina adopta para su gobierno la forma representativa, republicana, consolidada en unidad de régimen...".

Al igual que la Constitución de 1819, posee en realidad un carácter compuesto, pues más allá de este punto, también aparecen otros que denotan un perfil federal, tal como la elección de diputados por las provincias.

Esta Constitución fue aprobada por el Congreso, aunque rechazada por las provincias, y arrastrada en la caída del Presidente Rivadavia a partir del tratado de paz firmado con el Brasil el 24 de mayo de 1827.

 


Constitución de 1826.

Sección I

DE LA NACIÓN Y SU CULTO

 

Art. 1. La nación argentina es para siempre libre, e independiente de toda dominación extranjera.

Art. 2. No será jamás el patrimonio de una persona, o de una familia.

Art. 3. Su religión es la Católica Apostólica Romana, a la que prestará siempre la más eficaz, decidida protección, y sus habitantes el mayor respeto, sean cuales fueren sus opiniones religiosas.

 

 

 

SECCION II

DE LA CIUDADANIA

 

Art. 4. Son ciudadanos de la nación argentina, primero, todos los hombres libres, nacidos en su territorio, y los hijos de éstos, donde quiera que nazcan: segundo los extranjeros han combatido, o combatieren en los ejércitos de mar y tierra de la República: tercero, los extranjeros establecidos en el país desde antes del año 16, en que declaró solemnemente su independencia, que se inscriban en el registro cívico: cuarto los demás extranjeros establecidos, o que se establecieren después de aquella época, que obtengan carta de ciudadanía.

Art. 5. Los derechos de ciudadanía se pierden: primero, por la aceptación de empleos, distinciones o títulos de otra nación sin la autorización del Congreso: segundo, por sentencia, que imponga pena infamante, mientras que no se obtenga rehabilitación conforme a la ley.

Art. 6. Se suspenden: primero, por no haber cumplido veinte años de edad, no siendo casado; segundo, por no saber leer, ni escribir, (esta condición no tendrá efecto hasta quince años de la fecha de la aceptación de esta constitución); tercero, por la naturalización en otro país; cuarto, por el estado de deudor fallido declarado tal; quinto, por el de deudor del tesoro público, que legalmente ejecutado al pago, no cubre la deuda; sexto, por el de demencia; séptimo, por el de criado a sueldo, peón jornalero, simple soldado de línea, notoriamente vago, o legalmente procesado en causa criminal, en que pueda resultar pena corporal o infamante.

 

 

Sección III

DE LA FORMA DE GOBIERNO

 

Art. 7. La nación argentina adopta para su gobierno la forma representativa, republicana, consolidada en unidad de régimen.

Art. 8. Delega al efecto el ejercicio de su soberanía en los tres altos poderes, legislativo, ejecutivo y judicial, bajo las restricciones expresadas en esta constitución

 

Página siguiente                                                              Volver a Introducción

Volver al Inicio