MANIOBRAS Y CONDUCCION

    Una maniobra es una alteración de las circunstancias normales del tránsito. En cualquier maniobra se debe observar imprescindiblemente tres requisitos:

  1. Realizarlas solo cuando lo permitan las circunstancias de la vía y el tránsito.
  2. Advertir con suficiente anticipación y claridad a todos los usuarios con las señales manuales y luminosas.
  3. Efectuar la maniobra lo más rápido posible, sin que esto constituya correr un riesgo.

    Las estadísticas indican que un buen porcentaje de los accidentes se deben a las malas maniobras, es por esto que se debe conducir considerando los derechos de los demás.  El conductor que realiza una maniobra no tiene preferencia, y estos se hallan efectuando, en forma permanente, maniobras como:


   INICIAR LA MARCHA Y  MARCHA ATRAS
   ADELANTAMIENTOS
   CAMBIO DE DIRECCION
   DETENCIONES, PARADAS Y ESTACIONAMIENTOS
   PREFERENCIAS DE PASO
   OBSTACULOS EN LA CALZADA
   VELOCIDAD